~ Poemas para Alejandra ~

 

Bienvenidos

 

 

"Estos poemas fueron hechos pensando

en la Princesa Alejandra, fuente inagotable

de inspiración por su belleza, simpatía y

ternura pero, sobre todo, por sus profundos

valores humanos."

Tu amigo; Carlos García

 

Aunque nunca antes te vi, jamás desvié mi camino hacia ti. Estabas en mi poesía, en mis cantares y en mis silencios. Hasta que un día de diciembre te encontré, sabia que eras tu, pues vi en tu mirar flotar la armonía y ese algo inexplicable que te identificaría.

Y el estar frente a frente, me mirabas con atenta indiferencia, quise tomar el hilo que vi. desprenderse en ti y me volví en tu red, densa, cautivo quedé. Esperaba el roció y sentí la lluvia recia. Bajaste a la rutina de su pedestal. Luego aposte a la aventura de esperar.

Hoy, en un vaivén de ilusiones, pendulan mis sentimientos. Rodeado de tu recuerdo, repiquetea la frase: "El tiempo dirá." Pero si el no quiebra su silencio, en vano buscare el siguiente sendero, pues los signos que indiquen mi próximo camino ¡ jamás los entenderé...!

 

Alejandra...quise pintar en tu mirar un fondo claro, para que su resplandor diluya para siempre los trozos sombríos que habitan en el. Pero me encontré con su luz, nacida del efecto conjugado de tu dulzura y comprensión, amalgama precisa y preciosa, moldeada en crisol de sentimientos prístinos que es tu corazón.

Permite que el fuego de tu sol interior se siga encendiendo, y que su luz alumbre continuamente los senderos de tu existencia. Cuando la lluvia caiga sobre ti, deja que se adentre en los niveles mas profundos de tu ser, formando allí, una fuente de paciencia y bondad.

Y que luego, de ella aflore una vertiente en forma de manantial, y que sea tu corazón la ladera por la cual emane perpetuamente...el torrente impetuoso de tu generosidad.

 

 

Aunque hoy estoy detrás del horizonte, al desamparo de tu mirada, sigo refugiado en los confines de tu amor, esperando desde allí, que un grito de la vida me lleve a territorio de tu corazón.

Pero no llegare impetuosamente, sino que primero plantare en sus orillas retazos de cariño y ternura. Luego, iré aumentando gradualmente la siembra con toques de dulzura y comprensión, que se hará cada vez mas intenso y extenso, y terminara llegando a la parte mas fértil, el centro, donde también te dejare mi corazón.

Y el sentir la inmensidad de mi amor se vera reflejado en tu rostro y brotaran por tus pupilas destellos de cariño, ternura, dulzura y comprensión. Y ahí, por fin, podré recoger...Recogeré entonces y para siempre...¡ el amor que desgrane de tu mirada...!

 

 

Alejandra... tu mirada lanza tonos encausados y sedientos, conciliando las orillas de lo llano y lo trasgresor. Vertiente de luz que me hace transitar y trasuntar los diferentes matices del abanico sensorial.

Tu poesía crea en mi un sistema de proporciones armónica que trasfigura mi realidad e un plano  poético, en el cual tus pupilas irradian su propia naturaleza.

Me hace navegar en un episodio de la vida, recorriendo los ríos del alma, cuyas aguas no advierten designios. Buscando el calor de esto que se enciende y esperando que la brevedad de nuestro encuentro no nos impida prender la hoguera.

Lo efímero, puede llegar a ser eterno cuando lo que tiene de momento es verdadero.

¡ Sólo un amor sin llamas no merece la eternidad...!

Autor: Carlos García.

*Princesa Alejandra*

 

Libro de Visitas

 

Anterior         Mis poemas         biografía poética

 

Correo electrónico                   Mapa

 

Home

 

Imagen

Webmisstres: Sara Neiret